La candidata a diputada del oficialismo salió a poner paños fríos luego de haber asegurado que existe un 20% de posibilidades de que el joven desaparecido esté en Chile con los RAM.

Al regreso de un acto en Pilar, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, Lilita exteriorizó su supuesta congoja.

—Pido disculpas y quiero aclarar que rezo mucho por la familia de Santiago Maldonado. Y también rezo mucho para poder encontrarlo vivo —sintió la necesidad de aclarar.

El miércoles por la noche, en el marco de un debate televisivo entre los candidatos porteños, había dicho que existía un 20 por ciento de posibilidades de que el tatuador desaparecido esté en Chile.

Semejante afirmación generó un enorme revuelo político, tanto en la oposición —Pino Solanas la acusó de “encubridora”— como en la Casa Rosada, que venía alejándose progresivamente de la defensa corporativa de la Gendarmería para abrirse a otras hipótesis.

Maldonado fue visto por última vez el 1° de agosto, durante una protesta de la comunidad Pu Lof en Resistencia de Cushamen, sobre la ruta 40, desalojada por efectivos de Gendarmería. La causa que tramita el juez Gustavo Lleral está caratulada como “desaparición forzada”.

La peregrina frase de Carrió resultó ofensiva. Y Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido, no se quedó callado:

“Le agradezco que si tiene esas especulaciones se presente ante el juez, le informe lo que son, así encontramos a Santiago, por lo menos en un 20 por ciento”, la cruzó con ironía.

Fuente: Infobae
Cargando...