Tal como se esperaba, después del triunfo electoral de Cambiemos, el gobierno de Mauricio Macri avanzará con diferentes incrementos tarifarios. El primero fue el valor de las naftas que directamente al otro aumentaron su valor. Ahora, nuevamente Juan José Aranguren, ministro de Energía, decidió sacar de la galera otro tarifazo para la electricidad.

A través de una publicación en el Boletín Oficial, convocó a una audiencia pública el próximo 17 de noviembre, en que definirá la próxima recomposición tarifaria.

Las modificación alcanzará a los márgenes que cobran las empresas distribuidoras (como Edesur y Edenor), pero hay algo más importante: también se definirá el retiro de subsidios.

En febrero, el ministro Aranguren informó que el costo medio de generación eléctrica era de S 1.070 por Mwh (la unidad de medida) y de $ 1.410 durante el resto del año. Durante este año, el Gobierno estuvo subsidiando el 53% de ese costo. Para el año que viene, la previsión del Gobierno es reducir la subvención estatal y que la demanda (los hogares, las empresas) paguen una mayor parte de la factura.

En una factura de luz, el 27% de lo que se cobra es el precio estacional de la energía, el 47% es el valor agregado de de distribución -lo que cobran las empresas- y el resto (26%) es impuestos.

El Gobierno, a pesar de los brutales incrementos, decidió reforzar el subsidio durante todo este año a más de la mitad del costo de generación. Para 2018, planea cubrir entre 37% y 39% de esa erogación. Eso implica que la “demanda” tendrá que pagar nuevamente más que ahora por el costo medio de generación. Los subsidios energéticos bajarán de $ 136.000 millones en 2017 a casi $ 108.000 en 2018, según lo proyectado en la ley de Presupuesto.

Así las cosas, el primer valor que se maneja llega al 20% de incremento, pero podría ser 25% y, con otro aumento en febrero, llegar al 50%.

Fuente: La Tecla

Loading...