El líder neoliberal ordenó trabajar en el tema tras una reunión sectorial; quieren mandar la iniciativa al Congreso en febrero.

Macri se reunió con representantes de las compañías Austral Gold, Barrick Gold y Patagonia Gold, y con el titular de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, Marcelo Álvarez, y les prometió una modificación a la ley sancionada en 2010, para destrabar inversiones por 18 mil millones de dólares.

En el encuentro, del que también participaron funcionarios nacionales y provinciales, además del secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez, y el jefe del sindicato de obreros mineros, Héctor Laplace; el mandatario confirmó que el Ejecutivo se hará cargo de las objeciones corporativas, que critican que la ley no permite el desarrollo de minería en zonas periglaciares ubicadas en la Cordillera.

El presidente les prometió impulsar un cambio en la normativa, a través de un nuevo proyecto que enviará al Congreso en febrero del año próximo.

“De ser cierto lo que se afirma, los glaciares de nuestro país corren un grave riesgo”, lamentó la Fundación Vida Silvestre a través de Twitter, mientras que Greenpeace, señaló: “No podemos permitir que el Gobierno destruya la Ley de Glaciares, modificándola para favorecer a proyectos mineros”.

Fuente: Diario Registrado