En estas horas, el gobierno le confirmó al grupo Clarín, que la autopsia, realizada sobre el cadáver de, Rafael Nehuen, fallecido la semana pasada, tras un nuevo enfrentamiento entre los mapuches el gobierno, al recibir un balazo, proveniente de un arma calibre 9 mm, que recorrió parte de su cuerpo, que afectó mortalmente varios de sus órganos vitales, pertenece a un arma como la que usa el Grupo Albatros, un comando de operaciones especiales de Prefectura Naval Argentina.

Sin embargo, como siempre, no descartan que el balazo haya sido propinado por miembros de su propio bando.

A continuación, podrás leer la nota publicada por el períodico:

La autopsia sobre el cuerpo de Rafael Nahuel determinó que el joven de 22 años murió por una bala calibre 9 mm, similar a las que usa el grupo Albatros, de la Prefectura. Así lo determinó una pericia forense realizada en la morgue de Bariloche.

La noticia fue confirmada a Clarín por fuentes de Casa de Gobierno. El informe pericial determinó que el proyectil ingresó por el glúteo izquierdo del joven y que hizo un recorrido lateral ascendente, comprometió varios órganos vitales y quedó alojado en la axila derecha.

Así, se descarta que Nahuel hubiera sido víctima del denominado “fuego amigo”, a raíz del tiroteo que habrían sostenido otros integrantes de su grupo con los efectivos de la fuerza de seguridad.

Según los ocho miembros del grupo Albatros, que actuaron en Mascardi por orden del juez Gustavo Villanueva, eran de calibre 22 y 38.

Pero el calibre del proyectil encontrado en el cuerpo de Rafael Nahuel corresponde a los que usualmente utiliza el “Albatros”, un grupo de elite de la Prefectura Nacional, que durante el operativo en la zona de Villa Mascardi también portaba ametralladoras MP5.

En tanto este lunes, el juez federal Gustavo Villanueva abrió un espacio de negociación con los referentes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, tras el operativo de las fuerzas federales que terminó con la muerte del joven de dos años, dos personas heridas y dos detenidos.

Y a media mañana, hablaron sobre el tema dos ministros del Gabinete de Mauricio Macri. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo en conferencia de prensa que el Gobierno le da “carácter de verdad a la versión de Prefectura” sobre el enfrentamiento que varios agentes libraron el sábado con un grupo de entre 15 y 20 mapuches en un predio de la provincia de Río Negro del que los indígenas -que reivindican como propio- habían sido desalojados dos días antes. Durante el enfrentamiento falleció de un tiro el joven mapuche Rafael Nahuel.

“De acuerdo a la Prefectura que estuvo en el lugar había armas de grueso calibre (del lado de los mapuches)”, que destruyeron vegetación, dijo Bullrich. Según la funcionaria, “las armas están ahí o ya las sacaron” los indígenas.

Agregó que en el sur “han ocurrido más de 70 acciones violentas o atentados en los últimos años” de “estos grupos violentos que no respetan la ley, no reconocen a la Argentina, no aceptan el Estado ni la Constitución”.

Bullrich consideró que “cada vez van a quedar menos pruebas” para ser investigadas por la Justicia porque, desde la muerte de Nahuel, los mapuches no permitieron “entrar más” a la zona lindera al Lago Mascardi. Al respecto indicó que el gobierno no aceptará esa actitud ya que “nuestros límites son los de la constitución”.

 

Fuente: Clarín.