Ante un absoluto hermetismo oficial, una docena de organizaciones no gubernamentales que iban a participar de la 11 Cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) fueron excluidas de manera unilateral por el gobierno argentino, en medio de la realización del G20 en el país.

Es la primera vez que un gobierno prohíbe la participación a organizaciones que siempre formaron parte de las cumbres. La Cancillería argentina está recibiendo críticas, pero la única respuesta es que se las dejó afuera “por cuestiones de seguridad”.

La decisión de excluir a los integrantes de las Ong en la cumbre de la OMC, ahora conducida por la ex canciller argentina Susana Malcorra, generó  cuestionamientos que están llegando a las oficinas de su sucesor en el cargo, Jorge Faurie. Incluso, algunas como Global Justice Now, objetan la permanencia de Macri como presidente del G20 luego de este escándalo.

Entre las organizaciones excluidas, además de Global Justice Now del Reino Unido, están Amigos de la Tierra, la Ong argentina Acces Now y el Instituto Transnacional de Holanda. Muchas de las organizaciones excluidas participan de las jornadas de la OMC desde su comienzo. Incluso, casi todos los representantes de estas instituciones ya tenían los pasajes y habían reservado el alojamiento.

“Es la primera vez que un gobierno anfitrión toma este tipo de medidas, en 15 años”, se quejaron las organizaciones en un comunicado.

También fueron excluidos los miembros del Instituto del mundo del Trabajo, el Grupo Efecto Positivo, la Red brasileña para Integración de los Pueblos, la organización chilena Derechos Digitales y Uniglobal Unión de Suiza.

El escándalo ya tomó dimensiones internacionales, no sólo porque llegó al Financial Times y a la prensa de cada uno de los países en donde hay organizaciones excluidas por la decisión el gobierno de Macri.

“Desde Global Justice Now condenamos la decisión de último minuto de bloquear a una docena de especialistas y promotores de las organizaciones de la sociedad civil que se realizará la semana próxima en Argentina. La decisión, aparentemente tomada por el gobierno argentino por razones no reveladas, no tiene precedentes recientes en la historia de la OMC”, publicaron desde esta organización.

Observadores de Europa, Asia, África y América Latina están denunciando que les quitaron la aprobación este miércoles. Desde la propia OMC dicen desconocer las razones de la prohibición del gobierno argentino.

Por lo pronto, la OMC, cuyo director general es el brasileño Roberto Azevêdo, está avisando y disculpándose ante las organizaciones.

“Nos enteramos porque la fundación Vía Libre pertenece a la red Nuestro mundo, y el miércoles a primera hora de la mañana toda la red fue revocada, diezmada. Recibimos un mensaje de la OMC pidiendo disculpas y explicándonos que no podían hacer nada porque era una decisión exclusiva del gobierno argentino”, explicó Beatriz Busaniche, integrante de Vía Libre.

Fuente: Tiempo Argentino

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.