Petter Titland, líder de la ONG noruega AttacNorge, quien había llegado al país para participar de la cumbre de la OMC que se llevará acabo en los próximos días, permaneció varias horas detenido y finalmente fue deportado a Brasil.

La noticia fue dada a conocer por Beatriz Busaniche, de Vía Libre a través de su cuenta de Twitter donde contó que Titland fue enviado a Brasil y que los reclamos diplomáticos de la Embajada noruega no fueron atendidos.

El caso se suma a produjeron a otras varias detenciones realizadas días atrás cuando la organización de la cumbre de la OMC, con Susana Malcorra a la cabeza, les retirara las acreditaciones a los representantes de 43 organizaciones.

Cancillería publicó un intento de justificación en su página web que lejos de aquietar las aguas sólo lograron generar más descontento. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, “el equipo de Seguridad de la organización de esta Conferencia Ministerial anticipó a la OMC la existencia de algunos inscriptos, registrados por dicha Organización en nombre de algunas ONG’s, que habían hecho explícitos llamamientos a manifestaciones de violencia a través de las redes sociales, expresando su vocación de generar esquemas de intimidación y caos”.

El escándalo creció a niveles insospechados y el Gobierno ya recibió quejas desde la ONU y desde la Unión Europea.

Por suparte el propio Titland publicó en su cuenta de Twitter una carta del “Comisaria de Comercio” de la Unión Europea donde cuestiona al gobierno argentino por la lista negra de la sociedad civil de la Cumbre de la OMC y asegura que “No son amenaza a la seguridad”.

Fuente: Infonews