“Estoy en Brasil disfrutando el fin de semana”, bromeó Petter Titland, el líder de la organización noruega ATTAC, que fue deportado por Seguridad al tratar de ingresar al país para participar de la cumbre de la OMC que empieza mañana.

“Es muy grave lo que está pasando y nunca me había pasado esto, pero todavía quiero a la Argentina.”

“El gobierno argentino ha dicho mentiras muy graves. Dicen que deje mensajes violentos a través de las redes sociales y es una mentira. No tengo antecedentes penales”, se defendió Titland, quien aclaró que el nombre de la ONG que representa no quiere decir “Ataque”, si no: Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC).

Fui detenido y me pusieron en una sala de espera sin ninguna comunicación. Después de dos horas me dieron algo para firmar y me negué a firmarlo. Tengo suerte de hablar español porque si no no podría entender lo que estaba pasando”, relató para “La Máquina” (Sábados de 10 a 13 por FM Delta 90.3), en diálogo con Pablo Duggan y Maximiliano Sardi.

“La embajada de Noruega trabajo toda la noche sin ningún resultado. Es muy grave lo que está pasando y nunca me había pasado esto, pero todavía quiero a la Argentina. Estoy esperando una solución de la situación”, cerró Titland, que forma parte de un grupo de 60 inscriptos que tuvieron inconvenientes en ingresar al país. Algunos lograron pasar el cerco de Migraciones por la intervención de sus respectivas embajadas.

Fuente: Revista Noticias

Loading...

DEJÁNOS TU COMENTARIO