Un relevamiento de Chequaedo.com muestra cómo el presidente estafó electoralmente a todos los argentinos: de 20 promesas que hizo, solo cumplió con dos; otras seis están en proceso, adelantadas; diez en proceso, demoradas.

“buscamos que los votantes tengan más evidencia y datos sobre cuánto de lo que se prometió en la campaña presidencial.”

Entre las incumplidas se encuentra la promesa de que los trabajadores no pagarán más el impuesto a las Ganancias y “crear trabajo, cuidando el que tenemos”. Hoy el nivel de empleo, en cantidad de trabajadores asalariados en el sector privado y por habitante, todavía está por debajo de los niveles de noviembre de 2015, último mes del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Dado el retroceso en la situación laboral, se considera a la promesa como incumplida.

Entre las promesas que están en proceso, demoradas, están “lograr una Argentina con pobreza cero”, “poner en marcha el plan de infraestructura más importante de la historia”, “construir tres mil jardines de infantes” y “entregar un millón de créditos hipotecarios”, entre otras.

En estos dos últimos casos, el Gobierno nacional cambió las promesas originales tras comenzar la gestión. Los tres mil jardines fueron reemplazados por 10 mil aulas, una meta que aún está lejana según las previsiones oficiales de construcción. En el caso de los créditos hipotecarios, la promesa incluía que estos se dieran con tasa cero, algo que el Gobierno modificó ya que decidió impulsar los préstamos por parte de bancos públicos y privados en lugar de hacerlo a través de la ANSES, que hubiese permitido otorgarlos sin tasa. En ambos casos, el cambio muestra que las promesas fueron formuladas sin considerar factores que se advirtieron tras llegar al poder. Algo similar ocurrió con la promesa de “crear una Agencia Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado”, que se encuentra “En Proceso, Demorada”.

Las únocas promesas cumplidas, que ya se habían logrado en 2016, son “extender la Asignación Universal por Hijo e incluir a los hijos de monotributistas” e “impulsar la ley del arrepentido”.

“Con esta iniciativa buscamos que los votantes tengan más evidencia y datos sobre cuánto de lo que se prometió en la campaña presidencial, se cumplió o está en proceso de ser cumplido y cuánto no -dijo Laura Zommer, directora de Chequeado-. ‘Promesas chequeadas’ se repetirá cada 10 de diciembre para dar cuenta de los avances o retrocesos de la gestión del Gobierno nacional en las áreas que fueron ejes discursivos en 2015 y pudieron definir la voluntad de muchos votantes”.

Fuente: Portal de Noticias

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.