Ayer en horas de la mañana, en el partido bonaerense de Quilmes, la trabajadora de la delegación La Paz, Laura González, afiliada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), fue brutalmente golpeada por dos hombres armados y con cascos que irrumpieron en su hogar y la amenazaron: “Dejate de joder con los reclamos por los despidos si no querés que tus hijas sufran las consecuencias”, dándole los horarios de salida y entrada de las niñas y los horarios de la casa.

“Dejate de joder con los reclamos por los despidos si no querés que tus hijas sufran las consecuencias”.

En estos momentos, la militante de ATE está internada en terapia y permanece en observación, ya que sufrió golpes en todo el cuerpo y patadas en la cabeza.

Su hijo resultó golpeado también. No robaron ninguna pertenencia, por lo que todo indica que fue una acción pura y exclusivamente de amedrentamiento y amenaza.

Laura había encabezado semanas atrás las denuncias contra el secretario de Servicios Públicos, Sergio Chomyszyn, por amenazas contra ella, en la pelea por horas extras para sus compañeros de la delegación La Paz. La semana anterior había protagonizado una movilización al Concejo Deliberante por el despido de 46 trabajadores.

Desde ATE hicieron responsable al intendente oficialista, el cocinero Martiniano Molina, por lo sucedido y la integridad física de los trabajadores que luchan por sus derechos y contra los despidos de su gobierno.

Fuente: Realpolitik

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.