El Fondo Monetario Internacional difundió hoy los resultados de la evaluación que hicieron los analistas del organismo durante septiembre sobre la economía argentina, el denominado “artículo IV” que había sido suspendido durante el kirchnerismo.

En su “segunda entrega”, luego de la del año pasado que generó polémica por la sugerencia de modificar la fórmula de actualización a los jubilados (que luego el Gobierno concretó), el FMI recomienda ahora reducir el financiamiento monetario del déficit, “lo que ayudaría a fortalecer la independencia del Banco Central y a aumentar la credibilidad del régimen de metas de inflación”.

“Los directores (del FMI) recibieron con beneplácito el compromiso de las autoridades de mantener una política monetaria restrictiva para alcanzar sus metas de inflación”, indican.

La recomendación llega un día después de que se anunciara una rebaja gradual de las ayudas financieras del BCRA al Tesoro hasta el 2020. Y justo cuando la modificación de las metas de inflación pusieron sobre el tapete la credibilidad futura de la entidad que maneja Federico Sturzenegger. El FMI destaca que “la inflación continúa cayendo, aunque a un ritmo más lento que el objetivo por el Banco Central”.

Al interior del FMI, como en la Argentina, también surgieron quienes apoyan más el gradualismo y quienes prefieren una política de shock.

“Muchos directores respaldaron una versión más anticipada el reequilibrio fiscal, que permitiría tasas de interés más bajas, reduciría las presiones al alza sobre el peso y limitaría las vulnerabilidades ante un endurecimiento repentino de las condiciones de financiamiento externo. Un número de otros directores, si bien coincidían con la necesidad de reducir el déficit fiscal, también señalaron el impacto social y en el crecimiento económico potencial que tendría una consolidación más rápida”, detallan.

“Muchos directores respaldaron una versión más anticipada el reequilibrio fiscal, que permitiría tasas de interés más bajas, reduciría las presiones al alza sobre el peso y limitaría las vulnerabilidades ante un endurecimiento repentino de las condiciones de financiamiento externo. Un número de otros directores, si bien coincidían con la necesidad de reducir el déficit fiscal, también señalaron el impacto social y en el crecimiento económico potencial que tendría una consolidación más rápida”, detallan.

Fuente: Clarín

Loading...

1 Comentario

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.