Luego de presentar resultados récord en 2017, con ventas que acompañaron a la respuesta positiva del mercado de valores, el gigante acaba de compartir que su máximo representante ya no tomará vuelos comerciales, ni siquiera en casos de viajes de placer.

Como si un bono anual que aumentó su compensación en un 74% durante 2017 no hubiese sido suficiente recompensa, ahora Cook podrá disfrutar de un presupuesto ilimitado a la hora de trasladarse alrededor de los EEUU para asistir a una reunión, o simplemente viajar hacia algún destino exótico con la intención de desconectarse de su ajetreada rutina al menos por unas horas.

Según reportaron fuentes de la firma tecnológica, Cook ha sido forzado a utilizar sólo aviones privados y a mantenerse alejado de los aeropuertos debido a “intereses por su seguridad y eficiencia basados en el perfil global de Apple”.

Dado su perfil “de alta visibilidad” el creador del iPhone gastó en 2017 más de u$s224.000 en medidas de seguridad para mantener al ejecutivo a salvo de posibles amenazas.

Cook se ha vuelto un miembro fundamental para Apple tras el fallecimiento de Steve Jobs y el fabricante de la manzana ha dejado bien en claro que no tiene ninguna intención de dejarlo ir en el corto plazo.

Sólo durante el año que está por concluir, el CEO embolsó un total de u$s102 millones en compensaciones, entre los que se encuentran su relativamente discreto salario de u$s3.06 millones además del bono de u$s9,33 millones y los u$s89,2 millones que posee en acciones de la firma.

Fuente: IProfesional

Loading...

DEJÁNOS TU COMENTARIO