El fuego no cesa en el sur mendocino, son más de 100 mil las hectáreas arrasadas por el fuego en un perímetro de 350 kilómetros en campos ganaderos de los municipios de General Alvear y San Rafael.

“Todavía tenemos buen tiempo para poder seguir trabajando, ya que el lunes el pronóstico no es de lo mejor, están anunciado vientos fuertes y altas temperaturas de nuevo.”

La ayuda que está llegando parece insuficiente frente a los vientos, el calor, la vegetación seca y los nuevos focos de incendios: “La gente no sabe para dónde ir corriendo. Llegaron tarde los camiones y aviones hidrantes y la maquinaria pesada para evitar la propagación. Es un desastre”, dijo a Clarín, angustiada, la propietaria de un campo en la localidad Corral de Lorca, Denia Maya.

Hasta ayer a la tarde no se han reportado víctimas humanas. Hay cientos de animales muertos y daños en la infraestructura ganadera, que recién cuando cese el fuego podrá contabilizarse.

El coordinador regional del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Marcelo Mosiejchuk, dijo que, entre la noche del viernes y madrugada del sábado, los vientos aplacaron su intensidad y hubo un marcado descenso de temperatura, lo que resultó beneficioso, Y planteó: “Todavía tenemos buen tiempo para poder seguir trabajando, ya que el lunes el pronóstico no es de lo mejor, están anunciado vientos fuertes y altas temperaturas de nuevo”.

Un foco importante de fuego se activó al sur de Corral de Lorca, en General Alvear. Pepe Tapia, un poblador de la zona, explicó cómo se inició el incendio: “Cayó un cable de luz y prendió fuego un campo de la familia Álvarez. Otra vez el incendio se ha vuelto incontrolable”. La zona dañada se encuentra sin energía eléctrica debido a la caída del tendido eléctrico. “Son lenguas de fuego de más de 40 metros. La gente del campo está trabajando con palas. Dormimos dos horas y nos volvemos a levantar”, relató la productora Maya.

El fuego comenzó la semana pasada, generado por una tormenta eléctrica. Entre miércoles y jueves las llamas atravesaron el río Diamante, alcanzando a campos de San Rafael. Según el reporte de los productores, las localidades más afectadas son Ovejería, Corral de Lorca y Monte Comán.

El ministro de Ambiente de Mendoza, Humberto Mingorance, admitió que hay zonas que “todavía se están incendiando”. Dijo que son focos de incendio “menos complejos y las llamas están contenidas”, aunque aclaró que “si mañana las condiciones cambian, en cuanto al viento y la temperatura, obviamente no lo vamos poder contener”

Fuente: Clarín