El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que el tipo de cambio real en la Argentina sufre una apreciación de hasta el 25%, debido a un alza de la inflación por encima de lo que subió el dólar, y que requeriría una corrección de esa proporción para achicar el desequilibrio de las cuentas externas.

“Según el FMI, el peso argentino está un 20% sobrevalorado respecto del promedio de los últimos 20 años.”

Según el informe sobre la Consulta del Artículo IV difundido el mes pasado, el tipo de cambio real está sobrevalorado en un rango de 10 a 25 por ciento, “comparado al nivel implícito por fundamentos de mediano plazo” de la economía local. El análisis de la entidad corresponde a diciembre, previo al importante salto que experimentó el precio del dólar al cierre de 2017 e inicios de 2018.

La divisa de EEUU se pagaba en torno a $17,60 a comienzos de diciembre último. Con un aumento en torno a 25%, la paridad cambiaria debería ubicarse en unos 22 pesos para alcanzar el equilibrio recomendado por el organismo internacional.

El tipo de cambio real ha permanecido ampliamente estable en 2017. Después de la devaluación del peso de aproximadamente 40% entre noviembre de 2015 y marzo de 2016, y tras la eliminación de las restricciones cambiarias, el tipo de cambio real se fue apreciando regularmente, debido a la entrada de dólares por colocación de deuda que estabilizó el tipo de cambio nominal, mientras que el diferencial de inflación se amplió”, describió el documento del FMI.

“La apreciación (del peso) continuó a principios de 2017, pero fue interrumpida bruscamente en julio-junio ese año, cuando la incertidumbre electoral condujo a salidas de capital significativas, duplicando en julio el promedio mensual de 2017. Por consiguiente, el tipo de cambio ahora (en diciembre) está cerca de su nivel de enero de 2017 y un 20% más depreciado que en el final de 2015”, consideró el análisis.

Entre otros puntos, el FMI advirtió que el peso requeriría una “depreciación de alrededor del 25%”, mientras que en una comparación con las últimas dos décadas (1997-2017), el tipo de cambio real en promedio está alrededor de 20% más alto”. Además, indicó que “comparado al precio de una canasta de bienes idénticos en los Estados Unidos, el peso, como se estima, está entre el 5 a 20 por ciento supervalorado”.

Fuente: Infobae

Loading...