La Justicia de Estados Unidos juzgará en Nueva York a uno de los ejecutivos alemanes de Siemens acusados de pagar coimas por US$ 106 millones a los gobiernos de Carlos Menem y Fernando de la Rúa por el contrato para la confección de los documentos de identidad y los pasaportes y mejorar los controles fronterizos.

El juicio contra Eberhard Reichert, un alemán de 78 años, comenzará el 16 de julio próximo, en los tribunales federales de Nueva York, luego de que el ex ejecutivo se declaró “no culpable” de los cargos presentados en su contra por el Departamento de Justicia con el apoyo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Para acusar a Reichert, la fiscalía federal de Manhattan podrá contar con un testimonio insólito: un ex ejecutivo argentino de Siemens, acusado en la Argentina -donde vive y reafirma su inocencia-, se declaró culpable en Nueva York y podría viajar para declarar en contra del acusado.

Reichert había sido arrestado en Croacia, en septiembre, a pedido de la Justicia de Estados, y accedió a ser extraditado a Manhattan, donde recuperó su libertad tras una audiencia ante la jueza federal Denise Cote, y abonar una fianza de 500.000 dólares.

Ex gerente técnico del “Proyecto DNI” por la filial Siemens Business Services (SBS), Reichert viajó a la Argentina en 1998 para firmar el contrato con el gobierno de Menem y firmó varios contratos ficticios de consultoría para canalizar los sobornos por decenas de millones de dólares.

De este modo, Estados Unidos se convertirá en el segundo país, además de Alemania, en avanzar contra los actos de corrupción cometidos por Siemens en la Argentina, mientras que investigación local se aproxima a cumplir veinte años sin registrar aún ninguna condena.

Fuente: LA NACIÓN

Loading...