Luis Barrionuevo opinó del caso del sindicalista Marcelo Balcedo, titular del gremio del SEOME, y remarcó: “Los gremios no somos todos iguales y no se puede generalizar cuando se habla de mafias”. Además, criticó el rumbo económico y anticipó, de cara la reforma laboral, que “no hay reconciliación entre la CGT y el Gobierno”.

“Nadie orina agua bendita. No hay que generalizar para desviar la atención sobre algunos temas. A los sindicatos los atacaron los militares, (Raúl) Alfonsín, y (Fernando) De la Rúa y no terminaron su mandato”

Barrionuevo evaluó que hay muchas acusaciones contra los sindicalistas que “carecen de fundamento”, y deslizó una advertencia al observar que quienes “atacan” a los gremios “le muerden la cola al león y terminan mal”.

“Nadie orina agua bendita. No hay que generalizar para desviar la atención sobre algunos temas. A los sindicatos los atacaron los militares, (Raúl) Alfonsín, y (Fernando) De la Rúa y no terminaron su mandato”

El titular del gremio gastronómico cuestionó las políticas económicas de Cambiemos y ratificó que no hay acuerdo con el oficialismo en torno a la reforma laboral: “El Gobierno no encuentra el rumbo, privilegia la timba financiera y no vienen las inversiones. Que se hagan cargo y que no nos ataquen a nosotros. Por ahora en la CGT no hay reconciliación con el Gobierno”.

Por último, Barrionuevo adelantó que “no habrá un techo del 15 por ciento” de aumento salarial para las paritarias de este año, y aseguró que “no hay ningún problema” con el proyecto de la diputada de la UCR Soledad Carrizo que propone limitar los mandatos de los dirigentes en los gremios: “No habrá un techo del 15 por ciento en las paritarias. Yo no lo voy a hacer. Falta mucho para ponernos a negociar. Y si quieren limitar los mandatos, que pongan una fecha. ¿Cuánto más puedo durar frente a mi gremio? No hay problema con ese proyecto, que se trate en el Congreso”, enfatizó.

Fuente: Infobae