El próximo domingo, cuando el presidente Mauricio Macri se suba al avión comercial que lo trasladará a Europa, correrá “un serio riesgo”. Así lo describió en un informe reservado la Casa Militar, a cargo de la seguridad presidencial.

La carta que firmó el general de Brigada, José Luis Yofre, jefe de la Casa Militar, presenta en detalle los peligros a los que está expuesto el jefe del Estado y su familia en cada viaje al extranjero y recomienda la utilización de un avión “exclusivo para el traslado del Presidente”.

Cuando restan ocho días para la gira que llevará a Macri por Rusia, Suiza y Francia, en la nota se enumeran como potenciales riesgos el traslado dentro de los aeropuertos, la seguridad física ante los restantes pasajeros, la seguridad del equipaje presidencial, la seguridad física, médica y electrónica durante los vuelos y la imposibilidad de modificar las rutas de vuelos, entre otras cuestiones.

“La cápsula de seguridad que traslada al Presidente, su grupo familiar y a la comitiva no puede arribar a las proximidades de la aeronave, lo que genera que la comitiva presidencial tenga que desplazarse por espacios públicos en los aeropuertos”, dice la nota que Yofre le envió al subsecretario de Asuntos Presidenciales, Darío Nieto.

Otro de los problemas que identificaron los responsables de la seguridad del Presidente es que el personal de seguridad de la custodia y los integrantes de la unidad médica, por las particularidades que tienen los aviones de línea, no se encuentran en un mismo espacio lo que les impediría llegar a tiempo ante una posible agresión. Y, además, aumenta el riesgo de que la aeronave sea secuestrada.

Además, siempre las autoridades aeroportuarias de cada país a los que viaje Macri les retienen las armas los custodios presidenciales. “Al llegar a destino, el personal debe permanecer en el aeropuerto efectuando los trámites para retirar sus armas, lo que afecta la seguridad en virtud de no poder la custodia acompañar al Presidente”, explica el informe.

La Casa Militar también identifica como un problema grave lo que puede suceder con el equipaje del Presidente, que puede ser “violentado, robado o saboteado”. Incluso, la compra de un ticket comercial se realiza con “una antelación que pone en conocimiento del movimiento del Presidente a mucha gente”.

Fuente: La Nación