Hace unas semanas, una investigación periodística reveló que el Grupo Macri ganó 48 millones de dólares en una maniobra con parques eólicos. Ahora la Justicia deberá decidir si funcionarios nacionales incurrieron en algún delito. En simultáneo, en provincia de Buenos Aires se realizó una jugada similar para favorecer a empresarios amigos del presidente Mauricio Macri. Otra vez, para la construcción de un parque eólico.

La movida bonaerense favoreció al grupo Pampa Energy, habitual ganador de licitaciones durante la era macrista. La empresa pertenece a Marcelo Mindlin, quien hace unos meses compró además IECSA a Ángelo Calcaterra, primo de Macri. En Pampa Energy también participa como accionista Joe Lewis, también amigo del mandatario y hombre polémico en la Patagonia por la supuesta apropiación de la entrada a un lago.

La historia fue revelada por el medio Letra P. y da cuenta de algunas irregularidades o situaciones poco claras. Según los papeles, Pampa Energy se quedó con la construcción del parque eólico “Corti”, ubicado en Bahía Blanca, en septiembre del año pasado. Sin embargo, en mayo, cuatro meses antes, la gobernadora María Eugenia Vidal había anunciado el triunfo de la empresa de Mindlin y cia.

Las sospechas no terminan ahí: las miradas apuntan también a Jorge Luis Arias, quien tiene acciones en Pampa Energy. ¿Quién es? Un asesor de la propia gobernadora de la provincia de Buenos Aires. ¿Otro conflicto de intereses en puerta?

Fuente: Primereando