Javier Yurquin, padre de cuatro niños, presentaba un importante cuadro de deshidratación y desnutrición. No tenía para comer, ni un hogar donde vivir.

En noviembre, Javier Yurquin tuvo que ser internado en el hospital de Salvador Mazza, provincia de Salta, luego de sufrir una descompensación mientras realizaba una huelga de hambre pidiendo trabajo en la puerta de la municipalidad de la localidad fronteriza. 

Yurquin sufría de un extremo cuadro de deshidratación y desnutrición, que se fue complicando al padecer luego de varias patologías. Lamentablemente, su cuerpo no resistió más y ayer falleció.

Su lucha en la puerta de la municipalidad conmocionó a toda la provincia y hasta llegó a tener trascendencia nacional. Es que se trataba de un padre de cuatro chicos, de entre 4 y 10 años, que no tenía trabajo para poder llevar algo de comer a su familia. Tampoco contaba con un hogar para vivir, por lo que había decidido dejar a sus hijos al cuidado de un vecino.

Según recuerdan sus vecinos, hace cuatro años, cuando asumió el intendente Rubén Méndez, el hombre quedó sin trabajo tras ser desvinculado como recolector de basura del municipio.

Fuente: La Gaceta Salta

Loading...