Loading...

Confirman la fuerte caída de la imagen tras los aumentos de tarifas y el ajuste a los jubilados. Y caen las expectativas a futuro.

El fin de semana pasado, el periodista Santiago Fioriti detalló cómo un sondeo del propio Gobierno preocupaba por una fuerte caída en la ponderación de la administración nacional.

Luego, este domingo, la medición semanal que hace la consultora Management & Fit en exclusiva para este diario ratificó el impacto. Ahora apareció una nueva encuesta, nacional, con datos muy interesantes.

B1jh0z5VM_720x0__1.jpg

El trabajo es de Synopsis, una de las consultoras que mejor pronosticó las elecciones bonaerenses del 22 de octubre. Fue un relevamiento en la Ciudad, el Gran Buenos Aires y las principales ciudades del interior; 1.527 casos, recolectados el 5, 6 y 7 de enero. El resultado se presenta con un margen de error de +/- 2,44%, en un informe de 12 páginas.

​Es la caída de la imagen positiva cuando se consulta “¿cómo evalúa el desempeño del Gobierno de Mauricio Macri?”. Baja del 51,6% récord de noviembre, tras el triunfo electoral, a un incómodo 38% en enero. Resulta la caída más abrupta desde que Synopsis hace la medición, en marzo de 2016.

SknxkXcEf_720x0__1.jpg

Es el crecimiento de la imagen negativa ante la misma pregunta. Pasó de 30,2% del dulce noviembre al 41,4% del amargo enero. Ese cruce de tendencias hace que la cifra negativa supere a la positiva. La última vez había sido en julio de 2017.

Es el porcentaje de consultados que cree que la situación económica del país, dentro de un año, será “peor”. Supera claramente al 29,7% que considera que estará “mejor”.

Aquí se da un fenómeno parecido al anterior, donde las tendencias se cruzan para que prevalezca la mirada negativa.

Es la caída de las expectativas en la situación económica personal. En noviembre, un 33,6% de los consultados consideraba que en un año estaría “mejor”. Ahora ese número se redujo a 23,4%.

H1fY0f5Vf_720x0__1.jpg

Como consuelo para el Gobierno, muchos de esos desencantados pasaron a la variante “igual” (creció de 25,4% a 33,7%) y no a “peor” (subió menos, de 32,9% a 35,6%).

Es el porcentaje, bajo, que considera que “en términos general, el rumbo que tomó este Gobierno es el correcto”. En octubre llegaba a 30,7%; es decir, tuvo una caía de 6,6 puntos.

En contrapartida, se mantuvo casi sin cambios, pero siempre al tope, el porcentaje que cree que “no es el rumbo correcto”: pasó de 36,2% a 36,6%.

Los desencantados, según muestra la encuesta, otra vez se corrieron a un punto intermedio: el “no está seguro si este rumbo es el correcto”, creció de 28,2% a 33,8%.

Es el porcentaje de los consultados que evaluó de modo negativo los cambios en la fórmula para calcular las subas de las jubilaciones. Se trató, sin dudas, y así lo reflejó la violencia en las calles y adentro del propio recinto de Diputados, del proyecto más cuestionado del Gobierno en su verano de reformismo permanente.

Incluso dentro de los votantes oficialistas, son más los que consideran negativos los cambios. Entre los que votaron a otras fuerzas en octubre, el porcentaje que rechaza la reforma previsional supera el 92%.

Es el porcentaje que cree que el Gobierno “está afectando en mayor medida a los que menos tienen” con las “políticas para reducir el gasto público”. Otra vez el fantasma de que Macri gobierna para los ricos.

En este ítem, entre los que creen que “está afectando en mayor medida a los que más tienen” (10,6%) y los que consideran que el Presidente “está siendo equilibrado” (19,9%) no llegan ni a la mitad de los que cuestionan la dirección de estas políticas.

Es el porcentaje que respondió que “empeoró respecto de la gestión anterior” cuando se le pidió comparar la “problemática de la inflación”.

Fuente: Clarín

Cargando...