El economista Miguel Kiguel estimó hoy que la Argentina “tardará entre 4 y 10 años en bajar la inflación” y consideró que el “error principal” del Gobierno fue “poner metas muy ambiciosas”.

“Si hay empresarios que suben mucho los precios, hay que pagarle con más competencia.”

En diálogo con Radio Continental, Kiguel explicó que en países de la región como “Chile, Brasil y Uruguay los procesos de llevar la inflación a un dígito llevaron de 4 a 10 años”.

“No hay que ser impaciente, hay que ser constantes. Si hay constancia, con buenas políticas fiscales y monetarias vamos a llegar a una inflación de un dígito, pero va a llevar tiempo”, reconoció.

En tanto, planteó que “si hay empresarios que suben mucho los precios, hay que pagarle con más competencia”, hay que hacerles “perder mercados”.

Ayer, el Indec dio a conocer una inflación del 24,8% para el 2017. Kiguel consideró que es un número “muy alto” y reconoció que “sorprendió por lo alta”.

Los números del Indec revelaron que la inflación fue del 3,1% en diciembre, más de lo esperado. El piso para el primer cuatrimestre del año ya es de 4,6% por los aumentos de servicios, y podría alcanzar el 8,1%.

Fuente: El Cronista