La aseguradora AON, cercana a Franco Macri, tendrá a cargo la millonaria cobertura de los aviones de Flybondi, la empresa de low cost que empezó a vender pasajes la semana pasada a precios sumamente promocionales, pese al fallo que le impide operar desde el aeropuerto de El Palomar.

En marzo de 2016 AON ya había sido favorecida sin licitación de seguros ferroviarios concedidos por Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado. Pocos meses después, aparece como la elegida de una de las primeras líneas áreas en desembarcar al país en mucho tiempo.

5a5d1905a2819_658_922!.jpg

Así lo confirma una carta de la aseguradora a Flybondi del 29 de noviembre de 2016, firmada por Marcelo Baer y Ricardo Stier, su director y su presidente.

Confirman la cotización de un póliza de hasta 1.200 millones de pesos por las dos aeronaves que la aerolínea iba a tener en funcionamiento en 2017 y se dan por informados que se sumarán otras 5.

Se trata de un negocio jugoso: en el mercado de seguros calculan que la comisión puede alcanzar hasta 5%, o sea, 60 millones de pesos. Y sólo para empezar.

La cotización formó parte de la actuación financiera de Flybondi que evaluó la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC) para adjudicarle rutas aéreas.

Por demoras administrativas y judiciales, recién el 11 de enero empezó la venta de pasajes por tramos entre las capitales del país, a valores muy por debajo del mercado. Un negocio prometedor.

AON tiene un reconocido prestigio internacional pero también un probado vínculo a Franco Macri. Hasta 2016, figuraba como gerente general Jorge González Gale, quien fuera el conductor de Rimaco, el histórico bróker de seguros del Grupo Socma. Hace unos años se vendió a AON.

Tras el escándalo de los seguros ferroviarios, que incluyó un allanamiento a la aseguradora y al Ministerio de Transporte ordenado por el juez Sebastián Casanello, González Gale dejó de aparecer en la página web de la aseguradora.

Fuente: La Política Online