La reforma tributaria en los combustibles provocará un ligero encarecimiento de los mismos, según un estudio realizado por Cecha, la mayor cámara de estaciones del sector. La nafta “súper” podría subir $ 1,045 con respecto a los valores actuales, teniendo en cuenta los importes de YPF, la petrolera que aún no aumentó los precios. El gasoil también subirá otros 55 centavos.

La modificación en los impuestos internos a los combustibles se aplicará desde el 1° de marzo. Siempre tomando como referencia los valores actuales, la premium se encarecerá 26 centavos y el gasoil “premium” será unos 5 centavos más barato.

Los combustibles “regulares” experimentarán un incremento impositivo superior al de los “premium”. Sin embargo, estos cambios pueden resultar beneficiosos en el largo plazo, según Cecha.

Fuente: Clarín

Loading...