Cargando...

Cuando les contaba sobre su cercanía con Jorge Triaca, sus nuevos compañeros sindicales no se lo creían. Sin experiencia gremial previa, Sandra Heredia se había convertido en la interventora delegada del SOMU en San Fernando. En abril pasado, la empleada del ministro de Trabajo aterrizó de golpe en las tres oficinas que tiene el sindicato en esa seccional bonaerense, eslabón de los barcos areneros que van de Zárate a La Plata.

En sus primeros dos meses de trabajo, Heredia se mostró presente y activa, incluso escuchando los reclamos de los afiliados por las irregularidades en el manejo de la bolsa de trabajo gremial. Pero al poco tiempo relajó ese rigor, según recuerda un compañero, y sus ausencias fueron cada vez más notorias. La “prioridad”, según reveló ella misma, la tenía la quinta familiar de Triaca, donde realizaba asados y atendía a las visitas.

Al igual que Heredia, por la seccional de San Fernando pasaron otros empleados sin demasiada experiencia. Si bien en esas oficinas solía haber cuatro o cinco empleados, el año pasado la lista se estiró a ocho. Además de la asistente de Triaca, según averiguó PERFIL, ahí trabajaba (ahora tiene licencia médica) un dirigente ligado al histórico mandamás del SOMU, Omar “Caballo” Suárez: se trata de Esteban Pardo, ex mano derecha de la hijastra de Suárez, María del Carmen Cabrera Peña, a su vez empleada de la obra social del personal marítimo.

Otra de las empleadas en San Fernando es una joven bailarina, cuyo nombre figura en la lista de trabajadores del SOMU.

Según la versión de Heredia, fue puesta ahí a partir de su relación con el actual diputado bonaerense y ex subsecretario de Políticas de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Gustavo Vélez. “La conoció en la reunión (una especie de fiesta en homenaje a Miguel del Sel) y la citó en el Ministerio para ofrecerle trabajo como secretaria”, explicó Heredia al sitio Opi Santa Cruz. “Después le ofreció otro trabajo”, profundizó. Y remató: “Jorge la mandó al SOMU para que la piba no hablara”.

Desde el Ministerio, sin embargo, refutaron ese relato.

Fuente: Perfíl

Loading...