El panorama es gravísimo: en las últimas dos semanas, el Banco de sangre de General Rodríguez dejó de recibir reactivos de serología. De este modo, no puede estudiar alrededor de 400 unidades de sangre que se encuentran bloqueadas en sus heladeras.

Los reactivos permitirían verificar si la sangre está infectada por sangre, vih, hepatitis, chagas. En otras palabras, la sangre no se puede usar sin las correspondientes pruebas en los reactivos.

26805489_323067888199318_7347333889951449181_n.jpg_221978838.jpg
Heladera vacía en el Banco de Sangre: debería estar llena de hemocomponentes, pero no se pueden hacer. 

El Banco de sangre recibe la sangre de 22 hospitales bonaerenses que envían la sangre de sus donantes para que sea analizada y les devuelve los hemocomponentes que necesitan (glóbulos rojos, plasma y plaquetas), ya aptos para transfundir a los pacientes que lo necesiten.

El Banco de Sangre recibe habitualmente sus reactivos desde el instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, ubicado en La Plata. Desde hace meses, los profesionales del Banco reciben los reactivos de manera irregular y salteada. En las últimas dos semanas, la situación empeoró: las entregas de reactivos se redujeron a cero. “Nos sacaron el presupuesto por algún motivo que desconocemos, y pareciera que nadie se quiere hacer cargo de comprar los reactivos”, advierte una profesional del Banco de Sangre que pide reserva de su identidad.

Los hospitales afectados por el problema en este momento son los incluidos en esta lista:

27018827_1557842364294137_1273838592_o.jpg_2052405369.jpg

Fuente: Big Bang News