El Gobierno nacional dio un paso más ayer en su plan para acelerar el retiro del Estado en centrales eléctricas del país.

El Ministerio de Energía y Minería instruyó a los directorios de las empresas estatales Enarsa (Energía Argentina SA) y Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales SA) “para que impulsen y adopten todos los actos, acciones y recaudos societarios necesarios a fin de proceder a la fusión por absorción”, en los términos dispuestos por el Poder Ejecutivo en octubre pasado.

La resolución 11-E de la cartera, que se publicó ayer en el Boletín Oficial, instruye además a Enarsa a realizar todos los actos, acciones y gestiones necesarias para enajenar (vía venta, cesión u otro mecanismo de transferencia) los bienes, activos y derechos correspondientes a las centrales térmicas Ensenada de Barragán (Buenos Aires) y Brigadier López (Santa Fe), como también para transferir el personal y todos los contratos en ejecución.

El jefe del bloque de diputados nacionales del FpV-PJ, Agustín Rossi, cuestionó la operatoria nacional y advirtió que “en poco tiempo, la producción energética del país pasará a regirse en forma total por las reglas del mercado, deslindando al Estado de cualquier intervención. ¿Así pretende resolver los problemas energéticos, presidente?”.

La compañía fue instruida además para transferir su participación accionaria en Citelec (Compañía Inversora de Transmisión Eléctrica SA), sociedad controlante de la transportadora Transener. Este punto, precisamente, había generado chispazos dentro de Cambiemos. Los radicales, principales socios del PRO, defendieron el valor estratégico de la compañía, que detenta el 95% del transporte eléctrico de alta tensión en el país

La resolución recuerda que la Subsecretaría de Coordinación Administrativa de la cartera autorizó a fines de 2017 el llamado a concurso público para contratar un servicio de consultoría, a fin de evaluar y prestar el asesoramiento financiero integral en el diseño y estructuración del proceso de enajenación de las acciones de Enarsa en Citelec.

En este mismo marco, la Secretaría de Energía deberá elevar al ministro Aranguren, en 120 días, un proyecto de contrato de concesión para la generación de energía eléctrica correspondiente a las centrales hidroeléctricas santacruceñas Cóndor Cliff y La Barrancosa (ex Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic), función que hasta ahora recaía en Ebisa.

Fuente: Ámbito

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.