En medio de un clima enrarecido, por las crecientes denuncias de acoso en el mundo de la farándula, el provocador conductor otorgó una entrevista a Infobae, y confesó: “Me he filmado con mi novia y lo he mostrado a mis amigos sin que ella lo supiera”

MIRÁ EL VIDEO👇🏻

—Hoy está nuevamente el tema de los hackeos en discusión.

—¿Qué pasó?

—Le hackearon unos videos a la nieta de Susana y hay una causa por extorsión.

—¿Se pueden ver los videos?

—¿Sí se pueden ver? No, es chiquita y son videos de su privacidad que le robaron.

—No hay más privacidad, chicos, privacidad va a haber el día que pongamos un chicle en la puta cámara. O sea, no existe más la privacidad. No te filmes y va a haber privacidad. Para mí la privacidad cambia de acuerdo a las épocas en el mundo.

—¿Si el video te lo pasan lo ves sin problema? ¿Para vos es un problema de ella que se dejó filmar?

—Yo creo que tiene que haber tarde o temprano una responsabilidad de parte de la gente que se deja filmar o que se filman con alguien, puede ser el novio o algo circunstancial. Lo digo por las minas y por los tipos, porque en general los que filman son los tipos, por eso siempre hay minas en el video.

—¿Qué van a encontrar si hackean tu teléfono?

—Hoy nada, estuve borrando. Pero es verdad que los hombres nos olvidamos todo y dejamos todo. El hombre necesita mostrarle a los amigos lo que hizo. Quiero aclararles a las mujeres que hacemos eso, es horrible.

—¿Te has filmado y lo mostraste a amigos?

—No, pero por ahí filmas a tu novia y entre nosotros los amigos nos mostramos, decimos: “¿Viste que buena que está mi mujer?”

—¿Hiciste eso, filmar alguna mujer y mostrarlo?

—Sí, lo he hecho.

—¿Pero sabía que se lo ibas a mostrar a alguien?

—No, eso lo están sabiendo ahora.

—Se están quedando re contentas y tranquilas seguramente.

—No porque estaban muy bien, estaban muy lindas físicamente. Es como un honor. No es mostrarla para reírse. Son cosas de varones, chicas. Gracias a Dios hay todo un mundo de varones que todavía no salió a la luz, los varones somos así.

—Nunca sé cuándo me estás hablando en serio y cuándo me estás haciendo un chiste.

—Los hombres somos muy compañeros, muy. Las mujeres ni en pedo, una mujer no le muestra a la otra ni el pelo porque dice: “¿A ver si todavía tiene mejor corte de pelo que yo y quedo como una pelotuda?”.

—No me imagino mostrándole un video a una amiga de ninguna manera pero por respeto a la privacidad.

—Yo lo que no entiendo es por qué te filmas con alguien que no tenés una confianza, no sé cómo explicarla, no podemos confiar en nadie, esa es la verdad.

—Pero si vos decís que te filmaste con mujeres que les mostraste a tus amigos.

—Sí. Pero porque entre los hombres no pasa nada, también mis amigos hacen lo mismo. Mis amigos te dicen: “Mirá, ¿querés que te muestre algo que te desmayás?”, “Sí. Mirá lo que es ésta mina”. Por ahí no me dice el nombre, no me importan el nombre y el apellido. “Mirá lo que es. ¿No es divina? El cuerpo que tiene”. Y todos estamos por ahí en una mesa grande en una cantina en La Boca y decimos: “Que impresionante”. Por ahí pasa el mozo y dice: “Epa, esa, ala, ala”. Y aplaudimos todos. Son segundos de hombres. Hay un mundo de hombres que no lo podemos reventar.

—¿Sobre las declaraciones de Cacho Castaña qué lectura tenés?

—Las declaraciones de Cacho Castaña no merecen la muerte porque de todos modos no le queda tanto, pero las declaraciones de Cacho Castaña hay que repudiarlas porque es un delirio. Por más que sea verdad que es del año del pedo, “Eh, si te violan relajate y goza” es más viejo… Pero también hay muchas cosas horribles viejas y no por eso yo las digo. Si llego a decir la mitad de las cosas viejas que decía mi mamá vamos todos presos. De movida mi mamá en esa época no se decía mucama, se decía sirvienta. Yo llego a decir sirvienta en televisión y nos asesinan a vos, a mí, viene el sindicato de mucamas o de personal doméstico.

—¿Cómo estás viendo todo lo que está pasando con las denuncias de abuso y de acoso?

—Una cosa es el abuso y otra cosa es el acoso, mucha gente se confunde. Yo he sido acosado. Hay otro acoso que me parece importante, el acoso psicológico en las oficinas. No se da con el hombre hacia la mujer, se suele dar entre los propios sexos y mucho. Yo tenía un jefe que era un hijo de puta, era hijo directo de Hitler, era un acoso constante a tal punto de hacer que lo ultra odies y no le podías decir nada.

Fuente: Infobae

Anuncios
Loading...

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.