El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, admitió la caída en la producción de crudo, reveló que el Gobierno nacional investiga una posible cartelización de las petroleras por las recientes subas y bajas de precios en las naftas y anunció que se vienen nuevos aumentos en las boletas de luz y gas hasta 2019.

Además, dijo que un plan para fomentar la competencia y así reducir el valor de los combustibles sería privatizar YPF.

En diálogo con radio Mitre, Aranguren admitió un descenso en la producción de crudo argentino, lo que aleja a la Argentina de la autoabastecimiento. “Es claro y evidente que bajó en los últimos tres años, no ahora, y en todo hay que preguntarse porqué aumentan los combustibles, no ahora que se está recuperando el precio internacional del petróleo. Una cosa es cuando cae, que puede remontar, no es una cuestión de que el precio cambió. A partir de este año la producción de gas se empieza a generar”, sostuvo.

En esa línea, rememoró que en 2007 Guillermo Moreno “hizo firmar” al exministro de Economía Miguel Peirano una resolución que decía que “si el precio del petróleo superaba u$s 61 por barril, todo lo que supera va a las arcas públicas del Estado, ¿quién va a poner un mango si se lo lleva otro? Era un absurdo.

En la historia de producción y procesamiento de crudo en la Argentina van a encontrar que en noviembre de 2007 se produce una caída y ahora la estamos revirtiendo”.• Surtidores A raíz de la caída en el procesamiento de productos derivados del petróleo, se refirió a los precios de la Nafta.

“Todavía no experimentamos la oportunidad de seguir al marcado, y que cuando baja tiene que bajar. Dicen que liberamos juntos cuando empezaron a subir. En realidad se liberó en septiembre pasado por que se había alcanzo el precios nacional e internacional”, señaló, y estimó que después de haber tocado en 2014 u$s 84 el barril, bajó primero a u$s 60, después a u$s 40 y en febrero del año pasado a u$s 25.

“Ahora se ha recompuesto. Muchos creemos que u$s 70 es un precio alto, que va a estar en u$s 60. Vamos a ver la oportunidad en el año que baje”, manifestó.

El componente de precios tiene tres elementos: precio internacional, el tipo de cambio y los biocombustibles, que son precios fijos y son 2% para el gasoil y 10% para naftas. En tanto los impuestos en nafta son de 45% y en gasoil de 38%, depende del lugar del país. En este marco, Aranguren recordó que en marzo empieza a regir la “transformación de los impuestos en porcentajes y en gastos fijos, que va a subir (según) la inflación” y amenazó a las petroleras por si se disparan los precios en los surtidores. “El Gobierno puede bajarlo 10% o subirlo 25% y podemos utilizar en una situación de crisis”, advirtió.

Fuente: Ámbito

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.