Ayer el precio de los bonos del Tesoro de EE.UU. registraron su nivel más bajo en cuatro años y el rendimiento superó el 2,8%. El motivo es que el mercado allí espera una mayor inflación en los próximos meses y, por consiguiente, se descarta que el la Reserva Federal suba la tasa de interés a partir de marzo.

¿Qué impacto podría tener esto en la Argentina y en el costo del endeudamiento que el Gobierno deberá salir a buscar para financiar el rojo fiscal?

El economista Miguel Kiguel reconoció que va a generar complicaciones a la Argentina. “Todavía es temprano para sacar conclusiones y no es un tema serio si se estabiliza en esos niveles”, indicó al principió. Pero al mismo tiempo advirtió que la tasa se movió rápido y eso genera “nervios” en el mercado.

“No es una buena noticia, los países emergentes van a estar más complicados porque si sube la tasa va a aumentar el costo financiero y vamos a tener que trabajar más para conseguir plata”, concluyó el director de la consultora EconViews.

En la misma línea, Guido Lorenzo, de la consultora ACM, afirmó que “se trata de un aumento en el costo de financiamiento”, en un mercado en el que los bonos soberanos no están tan demandados. Pero destacó que el ministro de Finanzas, Luis Caputo, fue “astuto” al anticiparse al cambio de presidente en la Reserva Federal, que provocó la reacción del mercado. Esta semana Janet Yellen dejó la conducción de la Fed y será reemplazada desde el lunes por Jay Powell.

“Caputo se adelantó con una colocación en enero de u$s 9.000 millones y así se aseguró un tercio del programa financiero para 2018”, explicó Lorenzo. El resto, agregó, lo tendrá que busca en el mercado doméstico en parte y en el internacional por otro lado. Lo que es seguro, según Lorenzo, es que “la transición al gradualismo va a salir más cara”.

Para Ramiro Castiñeira, la suba es “la más anticipada de la Historia”, ya que el mercado la esperada desde 2010. Y advirtió que “es una llamada de atención al país que se financiar con deuda externa”.

El economista aseguró que la suba del costo del endeudamiento “aumenta el costo de la estrategia del Gobierno y hace necesario acomodar más rápido las cuentas públicas”. Un primer impacto, agregó, se observó en el Merval que ayer amplificó su caída, de casi el 6%. “Un inversor mira la tasa del bono de EE.UU y después exige un sobrecosto a la Argentina”.

Fuente: Clarín

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.