Ayer el universo de consultoras a las que recurre el organismo para pronosticar las variables elevó unos dos puntos porcentuales su pronóstico de inflación para el año del 17,4 que preveían cuando se publicó el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) a comienzos de enero, a 19,4% ahora.

Se trata de la segunda vez que los analistas que expresan la percepción del mercado corrigen al alza sus proyecciones desde que el 28 de diciembre la conducción económica decidió elevar de 10 a 15% la meta de inflación para el año, propiciando una baja de tasas y un alza del dólar.

La primera vez habían pasado de 16,6 a 17,4. Pero ahora, además, también pronostican más inflación núcleo, la medición de precios sin estacionalidad ni precios regulados que el Central mira como la medición “más pura”, ya que debería ser la que responde directamente a las políticas monetarias. La previsión de la inflación core sube también dos puntos porcentuales, hasta 16,9%.

La combinación de tasas más bajas, como impulsó el BCRA, con el impacto de los aumentos de tarifas y naftas que entraron en vigencia en los últimos días hacen prever a los analistas una inflación de febrero en 2,1%, mientras que para marzo y julio la ven oscilando entre 1,3 y 1,8%.

“En relación con el relevamiento de diciembre, la proyección de inflación mensual se ajustó al alza para todos los períodos relevados, concentrándose los ajustes en mayor medida en los meses de febrero (0,5 p.p.) y abril (0,4 p.p.), previéndose que la inflación descienda hasta 1,3% mensual en julio”, indica el documento. El recálculo para este año es la novena corrección al alza. Para los próximos doce meses, en tanto, la previsión es una inflación de 18,6%.

Fuente: Perfíl

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.