Macri tiene una “guía espiritual”, una maestra como la llamó Joaquín Molla, amigo personal del presidente neoliberal, y uno de los publicistas del gobierno porteño, narraba en el día de ayer el oficialista diario Clarín.

En la campaña electoral de 2015, Molla le aconsejó a su amigo Mauricio Macri que visitar a Cristina, una armonizadora budista que se convirtió en una guía para sus reflexiones.

En el círculo íntimo de la Casa Rosada le adjudican a Cristina la última determinación del Presidente: mantener a Jorge Triaca y dar por cerrado el caso ante su propia tropa, pese a la inminencia del costo político en la fuerte puja con Hugo Moyano.

Macri inició hace algo más de cuatro años con el estudio del “dharma”, método supremo para mejorar la calidad de vida, que no sólo depende del progreso material, sino también de que cultivemos paz y felicidad en nuestro interior.

En la práctica Mauricio Macri recurre al uso de los cuencos tibetanos y los gongs, como también a conversaciones privadas con su maestra espiritual y sesiones de lectura.   

1 Comentario

  1. Qué maravilla. Ven que los argentinos somos brillantes cuando queremos? Inventamos el colectivo, el dulce de leche, la birome, la identificación por huellas dactilares y ahora algo más increíble aún.
    Hemos creado la máquina del tiempo muchachos! Logramos volver al siglo XV!
    Las dos principales coaliciones políticas de la Argentina están guiadas una por una “armonizadora” y otra por el Papa. Es una carrera para ver quién es más supersticioso y menos laicista. Nos falta perseguir brujas quizás, pero con Pato Bullrich ya vamos a llegar a eso en cualquier momento también.

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.