La metalurgica santafesina PadMet decidió cerrar sus puertas de manera definitiva a siete meses de que el presidente Mauricio Macri se comunicara por teléfono con el dueño de la industria.

control_img.jpg

“No quiero echar culpas, los únicos  responsables somos nosotros”, contestó Oriel Paduán el 7 de febrero de 2018 cuando confirmó que la industria metalúrgica fundada en 1973 bajó las persianas definitivamente.

PadMet llegó a tener más de 30 empleados directos y actualmente estaba con 16.  “Ya se acordó la desvinculación del 99%”, informó Paduán, quien en un momento de la charla se quebró y confesó que lo que están pasando “no es nada fácil”.

Para cumplir con el plan de pago de las indemnizaciones tienen que lograr vender las máquinas y el nuevo edificio que construyeron en el parque industrial de Avellaneda, donde planeaban mudarse con la nueva tecnología que les iba a permitir la automatización del proceso para poder triplicar la producción, lo que consideran única manera de prosperar en tiempos de mucha competencia, pero no alcanzaron a completar el proceso porque el crédito no alcanzó y lo que recibieron terminó siendo un salvavidas de plomo.

control_img (1).jpg

“La empresa venía trabajando mal, a pérdida y la única solución viable era automatizar el proceso de moldeo. Durante años buscamos créditos blandos y no conseguimos nada, y el año pasado como último manotazo de ahogado tomamos un crédito y lamentablemente salió todo mal y tuvimos que dar de baja todo el proyecto, parte de la inversión se había iniciado”, contó.

¿Por qué salió mal?. “Porque se programó sobre un monto (de inversión) que se duplicó y con el crédito no llegábamos, y complicó todo que el proveedor daba plazo de entrega a 2 años, imposible porque a los 6 meses había que empezar a hacer frente a las cuotas del crédito, y eso iba a ser para tener más deudas que las que estábamos afrontando, y para no entrar a deber sueldos decidimos cerrar”.

“Hace 15 años empezamos a invertir con recursos propios la construcción del galpón para una fábrica todo nueva, ahora quedó el galpón todo terminado a la venta”.

Sobre los 16 trabajadores desocupados contó que se reunió al personal y se trató de explicar bien claro para que no haya malos entendidos, se habló muy bien, hubo muy buena predisposición de parte de ellos y con el 99% estaría arreglada la desvinculación.

Fuente: ReconquistaHOY

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.