Quien haya estado en Córdoba recordará la postal inconfundible de la fábrica de alfajores “Estancia El Rosario”, cita obligada de los contingentes estudiantiles egresados y de todo turista que pase por la Cumbre.

Por eso en las últimas semanas llamó la atención ver el establecimiento cerrado, con un conflicto laboral en ciernes, dado que sus 45 empleados no cobran sus haberes en tiempo y forma desde hace tres meses, y han comenzado a faltar insumos para la producción.

“Hace meses que se viene produciendo una semana sí y otra no, según entre dinero a la caja”

“La situación es crítica, mañana (por hoy) habrá una audiencia en el ministerio de Trabajo provincial para ver si se puede conseguir capital de trabajo para financiar salarios y materias primas”, comentó Héctor Morcillo, secretario general del Sindicato de la Alimentación de Córdoba.

“Hace meses que se viene produciendo una semana sí y otra no, según entre dinero a la caja. La gente está cobrando 10.000 pesos y ya se cansó, quiere el salario completo y trabajar normalmente”, describió.

La empresa, en tanto, sostiene que tiene pedidos y clientes, pero no cuenta con capacidad de giro por problemas financieros pre-existentes que se agravaron con la suba de tasas para financiarse y el aumento de las tarifas.

“Necesitamos capital de trabajo para crecer y encarar nuevos negocios. Nos está costando, como a la mayoría de las pymes, pero estamos abriendo el capital a inversores para esto.

Tuvimos reuniones y hay varios grupos interesados”, señaló a El Cronista Alan Horwitz, uno de los socios de la compañía. Además, sostuvo que “no debemos más de un mes de salarios, y estamos poniéndonos al día con ese tema”.

En tanto, una fuente del ministerio de Industria de la provincia señaló que están tomando cartas en el asunto y estudiando un subsidio para la compra de insumos y pago de haberes.

Sería “similar al salvataje que se aplicó en dos plantas que Sancor tiene en la provincia”, mientras se define la venta de la ex cooperativa, explicó el funcionario. No se trata del programa Repro (Reconversión Productiva) del gobierno nacional, que fue discontinuado, sino de una ayuda directa de la provincia, equivalente a tres salarios mínimos por persona.

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.