En una irregular maniobra, con mucho tufillo a operación política de la derecha pro-americana, la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador ordenó la prisión preventiva del ex presidente Rafael Correa y envió un pedido de captura a Interpol para su extradición desde Bélgica, donde reside, por su presunta participación en el secuestro del ex legislador Fernando Balda, en 2012.

La jueza de la CNJ Daniela Camacho aceptó el pedido del fiscal general, Paúl Pérez, que solicitó la detención de Correa para que sea extraditado a Ecuador y sea sometido a prisión preventiva por no haberse presentado anteayer en la Secretaría de la Corte, en Quito.

“Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato”

En cambio, el ex presidente se presentó ante el consulado ecuatoriano en Bélgica. El 18 de junio pasado, la Justicia vinculó increíblemente a Correa en la investigación por el secuestro de Balda, que ocurrió en 2012 en Bogotá, Colombia. El abogado de Correa, Caupolicán Ochoa, adelantó que el exmandatario apelará la decisión.

“JAMÁS prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica”

“Agradezco a tod@s sus muestras de solidaridad ante este nuevo y grave atropello a la justicia y mis derechos. Yo estoy bien. No se preocupen. Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero una monstruosidad así JAMÁS prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica.” publicó al respecto Correa en sus redes.

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.