Una crema que llevaba una familia francesa en su equipaje provocó este martes el caos en el aeropuerto de Frankfurt, parte de cuya terminal A fue evacuada de forma preventiva durante dos horas, lo que afectó a 13.000 pasajeros y 60 vuelos.

La policía alemana decidió interrumpir el embarque de pasajeros a las 11.30 horas tras un fallo de una ayudante de seguridad de vuelos que no solicitó una nueva revisión de la crema después de que esta provocara la alarma de explosivo, y los cuatro componentes de la familia pasaron a la zona de embarque, según explicó un portavoz policial.

Al darse cuenta del error, la policía tomó la decisión de evacuar parte de la Terminal 1 del aeropuerto, retener a los cuatro miembros de la familia -padre, madre y dos hijos- e interrogarles. Esta decisión provocó retrasos y cancelaciones. Hasta poco antes de las cinco de la tarde no volvió la normalidad al aeropuerto alemán.

El aeropuerto alemán pidió a los pasajeros que vayan a volar este martes que comprueben en las páginas web de las compañías aéreas si su vuelo va a salir y calculen suficiente tiempo.

La seguridad de vuelo es en Alemania una competencia del Ministerio del Interior, y en el aeropuerto de Frankfurt es la Policía la que asume la responsabilidad y la que da las órdenes sobre los procedimientos de control y actuación.

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.