Desde el gobierno, informan una suba de un 18% en la venta de cemento, lo que haría entonces presuponer que el sector de la construcción, no se vió afectado por la crisis económica por la que atraviesa el país. Sin embargo en las últimas horas desde la OUCRA,  se advirtió la pérdida de 12.000 puestos de trabajo en los últimos tres meses.

Desde la Cámara de Construcción, su presidente, Gustavo Weiss, alertó por la posible pérdida de 40.000 puestos de trabajo. “Los bancos se están retirando de financiar a las empresas de obras públicas. Creo que es por la preocupación del ajuste fiscal que llega a la obra pública” detalló Weiss.

La presunta suba en las ventas que se informa desde el Ministerio de Transporte, es comparativa con los números que se reflejaron en julio y con una suba del 0.1% respecto del mismo mes del año anterior. Este detalle alentador, que el propio gobierno festeja, desde el site oficial de Casa de Gobierno, deja de serlo, cuando se devela el misterio, el aumento en la venta de cemento, no demuestra una mejora en el sector, sino las toneladas que el Estado, utilizó en obras ferroviarias.

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.