Como resultado de una menor demanda proveniente desde Brasil, y la especialización en un único modelo, General Motors (GM) llegó a un acuerdo con el Sindicato de Mecánicos (Smata) para implementar un plan de suspensiones rotativas en su fábrica de General Alvear, en Rosario.

La acumulación de stock de los modelos Cruze producidos en la fábrica santafesina llevó a la empresa a implementar la medida por los próximos 5 meses

En la misma, la producción está completamente dedicada al modelo Chevrolet Cruze. La mayor parte de los modelos fabricados tienen destino final en el país vecino, y con su situación económica aún no del todo estabilizada, fuentes del sector explican que “la medida en Rosario se debe a que hay un stock acumulado muy importante en Brasil y se tiene que adecuar la producción” hasta que el mismo muestre señales de bajar.

Desde General Motors también explicaron que la decisión fue tomada en concordancia con Smata y que las suspensiones rotativas, que duraran 5 meses y bajan la cantidad de turnos de dos a uno, no modifican la plantilla laboral ni son una previa de despidos.

Los 1.400 operarios empezarán a adherirse a la nueva medida a partir del 15 de septiembre, y pasarán a cobrar un 70% del sueldo neto que venían recibiendo hasta la fecha.

Fuente: Infobae

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.