El costo de mantener un vehículo aumentó hasta un 55% en el último año, según un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), que evalúa cuánto se encarecieron distintos factores como el combustible, el seguro, la patente, la VTV, los peajes, y el estacionamiento.

“Lo que se encareció más en el último año fueron los peajes, cuya suba supera el 81%. Pero lo más costoso es el combustible, que además aumento un 78%.”

Porcentualmente, lo que se encareció más en el último año fueron los peajes, cuya suba supera el 81%. Pero lo más costoso es el combustible, que además aumento un 78%. En tanto que la Verificación Técnica Vehicular es 42,8% más cara, el seguro 34%, el estacionamiento 33,3% y la patente 33,2%.

img_subida_0910101820.jpg

“La disparada del dólar impactó de lleno en los rubros que más pesan a la hora costear el uso de un auto”

“La disparada del dólar impactó de lleno en los rubros que más pesan a la hora costear el uso de un auto. En primer lugar, la suba de los combustibles hace cada vez más costoso el uso cotidiano de un auto. Las naftas se incrementaron entre un 30 y un 35% en 2018, por lo que cargar un tanque de 55 litros cuesta entre %1.800 y $2.200. Las subas han sido tan abruptas que en agosto se registró un incremento del 84% en la conversión de vehículos a GNC, unas 15.810 unidades, cuyo metro cúbico sale entre $11 y $14, y un equipo nuevo ronda los $40.000”, destaca el informe.

Otro dato es que el precio de los lavaderos se duplicó en los últimos dos años: de $ 160 pasó a $ 320. Sobre lo que se llama la atención en el trabajo de la UNDAV es que se incrementó entre un 20 y un 22% el peso que tiene mantener un auto en la canasta familiar.

Fuente: Ámbito

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.