Año a año, la Universidad de Buenos Aires (UBA) mejora su posición en los rankings internacionales. En la nueva edición del World University Rankings, que confecciona la consultora QS, llegó al puesto 73 a nivel mundial. En el plano regional, se alzó una vez más como la mejor de Latinoamérica.

Escaló a un ritmo exponencial, al punto de que en el top 100 es la institución que más creció, por encima incluso de las asiáticas que, en los últimos años, se instalaron en la elite de la educación superior

En 2011, la UBA ocupaba el puesto 270, por debajo de otras cinco universidades de la región. Desde entonces, escaló a un ritmo exponencial, al punto de que en el top 100 es la institución que más creció, por encima incluso de las asiáticas que, en los últimos años, se instalaron en la elite de la educación superior.

Este año se dio una situación curiosa. La UBA mejoró su ranking, pero cayó en 5 de las métricas que mide. “Los rankings son relativos, lo que implica que la posición de una institución no solo depende de su propio desempeño sino también de las demás. La combinación de las métricas dio lugar a un puntaje total superior al logrado por otras instituciones. Al estar tan arriba, las diferencias suelen ser mínimas”, explicó Martín Juno, analista de QS.

Alberto Barbieri, rector de la UBA, dijo al respecto: “Como siempre digo, los rankings son relativos. Es muy difícil poner en un número todo lo que la universidad genera, pero hay 26 mil instituciones en el mundo y en todos los rankings estamos en la elite del 1%”.

Para Barbieri, el avance se debe a distintos factores: mayor aplicabilidad de las tecnologías, a la internacionalización -el intercambio de docentes y alumnos-, a la apuesta por la generación de conocimiento e investigación en áreas críticas, a la actualización de los planes de estudio y a la inclusión de los sectores vulnerables.

“Somos la única universidad gratuita y masiva en lo más alto. Lo cual implica un llamado a la reflexión para la clase política porque para mantener esos estándares necesitamos inversión en ciencia y técnica”

“Somos la única universidad gratuita y masiva en lo más alto. Lo cual implica un llamado a la reflexión para la clase política porque para mantener esos estándares necesitamos inversión en ciencia y técnica. Por ejemplo, en los últimos días, el CONICET cambió su manera de ingresar y perjudica a los investigadores de la UBA en pos de fortalecer universidades más nuevas. Hay que potenciar las nuevas, pero no por eso afectar las tradicionales. Tenemos buena relación con el ministro de Educación y el de Ciencia y estamos buscando revisarlo”, remarcó.

Fuente: Infobae

1 Comentario

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.