Finalmente, el desembarco de Amazon en Bahía Blanca parece haber sido solo una ilusión.

El gigante estadounidense con eje en el comercio electrónico está muy cerca de desestimar a la Argentina

El gigante estadounidense con eje en el comercio electrónico está muy cerca de desestimar a la Argentina como base para un datacenter de 1.000 millones de dólares y ahora ultima detalles del otro lado de la Cordillera de Los Andes.

En los últimos días, representantes de Amazon Web Services (AWS), la división de servicios en la nube de la compañía de Jeff Bezos, se reunieron con funcionarios de la cartera de Hacienda de Chile. Según detalla el diario La Tercera, allí abordaron distintos temas vinculados a la infraestructura del emprendimiento hasta los impuestos.

La crisis económica en Argentina parece haber sido clave para inclinar la balanza por Chile

Amazon venía manteniendo conversaciones a ambos lados de la cordillera, pero la crisis económica en Argentina parece haber sido clave para inclinar la balanza por Chile.

En esa pelea por cooptar el desembarco de la compañía. En julio el presidente chileno, Sebastián Piñera, se reunió en Estados Unidos con Bezos, para analizar alianzas estratégicas en el marco de un foro tecnológico en Estados Unidos.

No obstante, la compañía estadounidense había mostrado algunas dudas sobre un impuesto a la economía digital que anunció hace unos meses el gobierno chileno, como parte de una amplia modernización tributaria.

Las reuniones de la compañía con altos funcionarios del gobierno chileno ocurren en momentos de extrema debilidad económica en Argentina, mientras se negocia un auxilio financiero con el Fondo Monetario Internacional.

Una vez en funcionamiento Amazon Web Services sería una de las mayores usuarias de la red eléctrica

Amazon apuntaba a Bahía Blanca para la instalación de un centro de datos. Por entonces, el agua y la energía eran dos de los factores que habían llevado a la empresa más grande del mundo a elegir Bahía Blanca como locación. Los hubs de datos consumen una impactante cantidad de electricidad que además necesita refrigeración para mantener estables los equipos. Eso haría que una vez en funcionamiento, Amazon Web Services sería una de las mayores usuarias de la red eléctrica.

Fuente: LPO

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.