El juez federal Sebastián Ramos procesó al supermercadista Alfredo Coto y a su hijo German por “tenencia ilegítima de material explosivo”, “acopio de armas de riesgo sin la debida autorización” y “adulteración” de los números identificatorios de distintas armas.

El magistrado ordenó, además, trabarles embargos sobre sus bienes por 3 millones de pesos a cada uno, según consta en el fallo:

Ramos dispuso también la inhabilitación preventiva de los “usuarios individuales” Alfredo y Germán Coto, como así también el usuario colectivo de “Coto Centro Internacional de Comercio S.A”. Luego de emitir el fallo, el juez remitió el expediente nuevamente a la fiscalía de Paloma Ochoa.

En la misma resolución, el juez procesó al prefecto Cristian Javier González por incumplimiento de los deberes de funcionario público, luego de confirmar que parte del arsenal hallado en Coto pertenecía al grupo Albatros y estaba bajo su cuidado.

Según consta en el fallo, en la sede del supermercado de la calle Paysandú al 1800 se encontró:

a) material perteneciente a “Coto Centro Integral de Comercialización SA” que no se encontraba acompañado de su correspondiente credencial de tenencia

b) la tenencia por parte de la firma de material perteneciente a otros usuarios

c) material que –al momento de la inspección- se encontraba sin credencial de tenencia a nombre de terceros, no obstante que poseían registro ante el organismo de control

d) material sin origen registral lícito

e) armas de fuego de uso exclusivo de instituciones militares

f) explosivos de uso exclusivo de fuerza pública

g) material de uso prohibido

Fuente: Tiempo Argentino

1 Comentario

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.