Un ciclista británico fue asesinado el sábado pasado por un cazador que lo confundió con un animal salvaje en los Alpes franceses. La noticia provocó tristeza en su entorno, pero su propia madre festejó.

“Espero que te pudras en el infierno”

Mark Sutton, de 34 años, murió “de un sólo disparo” cuando andaba en bicicleta por el bosque de Morzine, en Francia. La persona que lo hirió quedó en estado de shock, pero su hermana, Katie Toghill, y su madre, Katrina, respiraron aliviadas.

“Espero que te pudras en el infierno, Mark Thomas Sutton. Mi única decepción es que te moriste en el acto”, escribió Katrina en su Facebook, informó el sitio británico The Sun.

“Soy la mujer que lo parió y que tuvo que vivir sabiendo que violó a mi hija repetidas veces”

“Para todos los que lean esto horrorizados, no soy un troll malvado. Soy la mujer que lo parió y que tuvo que vivir sabiendo que violó a mi hija repetidas veces”, sentenció la mujer.

“Me molestaron los comentarios de qué buen tipo que era”, reconoció a su vez Toghill, de 32 años. Su hermano abusó sexualmente de ella y la golpeó “unas cien veces” desde que tenía ocho.

“Se aprovechaba de mí en su dormitorio cuando mi mamá estaba en el piso de abajo de la casa. Me amenazaba con que si le contaba a alguien me iba a matar, que me iban a odiar todos y que nadie me iba a creer”, relató su hermana.

Los abusos terminaron cuando Toghill tenía 13 años y le dijo a Sutton que había empezado a menstruar y que podía quedar embarazada, lo que haría que toda la familia se entere de lo que le hacía.

“Una bala dirigida a un animal. Buena puntería”

“Era un monstruo. (Fue) una bala dirigida a un animal. Buena puntería. El karma te llegó”, sentenció la madre de Sutton.

Fuente: Minuto1

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.