Durante la campaña del ultraderechista, presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, los mensajes contra Venezuela no faltaron y en las últimas horas el próximo vicepresidente, aseguró que Brasil ejercerá “presión diplomática”, para que las elecciones en Venezuela se lleven a cabo de manera “normales”.

“Este grupo chavista ha estado en el poder desde 1998. Son veinte años de poder. Pero está llegando a su fin”, aseguró el compañero de fórmula, Hamilton Mourao.

NEGOCIOS SON LOS NEGOCIOS

Pese a las amenazas que Bolsonaro, vertía durante la campaña, sobre una posible invasión militar a Venezuela, una vez triunfador, en una entrevista televisiva, aseguró que  “Brasil siempre buscará la manera pacífica de resolver el problema y de esta descartó una eventual intervención militar en Venezuela a pesar de las “graves dificultades” causadas por la “dictadura” de Nicolás Maduro.

Por su lado, Mourao, afirmó que no impondran sanciones económicas. Cabe recordar que durante años Brasil obtuvo muchos beneficios económicos con Venezuela, quien prevalecía las inversiones provenientes de Brasil. Relación “amorosa”, que cambió por parte del país carioca, cuando Venezuela entró en crisis y los réditos no fueron los mismos.

TE QUIERO, TE ODIO

Corría septiembre del año 1999, cuando, en una entrevista para el diario El Estado de San Pablo, entrevistó a dos diputados, uno de ellos era Jair Messias Bolsonaro, quien por ese entonces declaraba su deseo de que la filosofía del líder venezolano, llegase a Brasil. Chavez “es esperanza para América Latina”, sostenía. “Yo quiero ir a Venezuela y tratar de conocerla. Quiero pasar una semana allí”, “Él no es anticomunista y yo tampoco lo soy, de hecho, no tiene nada más cerca del comunismo que el medio militar, ni sé quién es comunista hoy en día”, agregaba.

Sin el embargo con el paso del tiempo y las aspiraciones políticas, lo llevaron a modificar sus creencias y en 2013, pasó a considerarlo un “dictador” como Evo Morales o Fidel Castro, según sus comparaciones.

 

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.