La ex Baywatch, Pamela Anderson, cuestionó duramente al movimiento #Metoo, que dio a conocer los varios abusos cometidos en Hollywood.

La actriz, brindó una entrevista para el programa australiano, “60 minutos”, en donde se consideró feminista, pero se distanció de la ola femenina que se levantó en los últimos meses, a la que catalogó como aburrida. “Creo que el feminismo puede ir demasiado lejos…paraliza a los hombres”, declaró Anderson.

Respecto de las denuncias contra el productor Harvey Weinstein, las declaraciones fueron aún más controvertidas: “Lo siento, probablemente me matarán por decir eso, pero mi madre me enseñó que no debía ir a un hotel con un extraño, y que si alguien me recibe con una bata de baño en una reunión de trabajo, debe ser otra cosa“, dijo en una clara alusión a la confesión de la actriz Rose McGowan, una de las denunciantes más fuertes contra el productor.

Cabe destacar que el Movimiento #metoo, no solo ayudó a muchas actrices, productoras, asistentes y demás mujeres pertenecientes al mundo del espectáculo Hollywoodense. Sino que además algunos varones también se animaron a contar sus traumáticas experiencias.

Brendan Fraser, fue uno de los que se animaron a denunciar abuso en la industria. Cuando contó una incómoda situación con un importante periodista.

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.