¿Deplorables?, ¿promotores del odio?, ¿fuera de timing?. A esta altura los ciudadanos argentinos seguimos con las preguntas instaladas, ¿cuál es el rol de los trolls? ¿Por qué cobran para agredir tras una pantalla?

No faltará quien diga: “crean mentiras y odio para ganar elecciones”, otros creerán todo lo que leen y otros tantos se preguntan, ¿por qué continuar gastando recursos del estado en este tipo de artilugio, al mejor estilo Goebbels, mientras cientos de personas pasan hambre?

Pero el punto indignante se produce, cuando los recursos del Estado que el pueblo no disfruta porque se va en el sueldito de estos “entes con olor a agua estancada”, se utiliza para generar ataques a familiares de personas fallecidas.

“En la muerte no hay K, no hay M. En la muerte y dolor ajeno no hay política”

En su momento (y no tan en su momento) fue Sergio Maldonado, hermano del recordado Santiago, quien no solo tuvo que batallar con el fallecimiento de su hermano, sino que “tolerar” ataques por su lucha para encontrarlo y saber qué pasó.

Hoy le toca a los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan, quienes lidiaron con el dolor de perder una parte de su familia y hoy dejaron ir la última esperanza de volverlos a ver.

En la muerte no hay K, no hay M. En la muerte y dolor ajeno no hay política. Algo que el gobierno y sus adeptos parecen no entender.

Loading...

2 Comentarios

  1. Recién me doy cuentas (en mi opinión y de acuerdo a vuestras e-mails), K vuestros comentarios y noticias son nada más ni nada menos K ZURDOS!

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.