El secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reiteró hoy que no cree que haya otra salida distinta al “derrocamiento de la dictadura” para ponerle fin a la crisis que atraviesa Venezuela.

Para resolver toda la crisis venezolana definitivamente el derrocamiento de la dictadura es absolutamente imprescindible”, precisó Almagro.

Descartó, eso sí, que se acuda a cualquier “variable que no esté apoyada en el derecho internacional” para lograr esa transición de gobierno.

Meses atrás, Almagro abrió las puertas al debate político y fue criticado con dureza luego de deslizar que no debía descartarse ninguna posibilidad, incluida la militar, para “derrocar” al gobierno de Nicolás Maduro.

Ojalá podamos encontrar un camino por la democracia para la democracia de Venezuela, caminos de paz para la paz de Venezuela”, deseó este martes Almagro en entrevista con W Radio de Colombia.
 

Sostuvo que el “derrocamiento” del gobierno de Nicolás Maduro es “esencial” para reconstruir ese país, para “poner fin a la crisis humanitaria” y para acabar con “los crímenes de lesa humanidad” que -aseguró- allí se cometen.
 

Incluso para acabar de resolver la paz colombiana, puesto que el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) parece tener presencia en Venezuela, lo que complica que deponga las armas.
También reclamó mantener las sanciones económicas contra Caracas y su aislamiento político en el contexto internacional.

Seguir avanzando en apretar cada vez más las condiciones financieras de los dictadores y sus condiciones de acción política”, reclamó el secretario de la OEA, para quien el diálogo con Caracas solo conduce a perpetuar al gobierno de Maduro en el poder.

Es necesario agotar el esquema de sanciones y llevarlos al punto de fuerza más grande”, opinó Almagro, tras ratificar que aún quedan muchas sanciones por aplicarle al entorno del gobierno venezolano.
 

Afirmó que círculo cercano a Maduro está salpicado por delitos de narcotráfico e hizo una lista de funcionarios y parientes del mandatario venezolano vinculados o sancionado en Estados Unidos por esos supuestos nexos, lo que para él complica aún más la transición a la democracia.

En ese sentido, comparó el gobierno de Maduro con el del dictador panameño Manuel Antonio Noruega, depuesto por Washington durante una invasión a ese país, a finales de la década de los 80 del siglo pasado.

El país tiene un problema con la absorción por parte del crimen organizado y el narcotráfico en las estructuras del Estado, eso hace las condiciones mucho más difícil, hacen el caso mucho más parecido al de Noriega en Panamá que a la situación que se vivía en las dictaduras del cono sur”, explicó Almagro.

Fuente: ansa
   
Loading...

1 Comentario

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.