El presidente electo del Brasil, el fascista Jair Bolsonaro, admitió hoy que su esposa, la futura primera dama, recibió un cheque equivalente a unos 6.000 dólares, no declarados ante el fisco, por medio del chófer de su hijo. 

El ex-militar negó que se trate de un acto espurio, y afirmó que se trata de la devolución de un préstamo de dinero.

El chofer tenía en su cuenta bancaria 1,2 millones de reales

Lo que activó las alarmas sobre este caso, es que el policía Carlos de Queiroz, chofer del flamante senador Flavio Bolsonaro, tenía en su cuenta bancaria 1,2 millones de reales (300 mil dólares) un monto incompatible con sus ingresos. 

La información fue presentada por el Coaf, organismo de control financiero perteneciente al Ministerio de Hacienda, a los investigadores de Lava Jato.

Loading...

1 Comentario

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.