La Albiceleste espera tener un grupo sencillo en el que poder pasar sin mayores complicaciones a la fase de eliminatorias en la Copa América de Brasil.

Con la llegada de una nueva generación, la selección argentina de fútbol espera poder optar a ganar la Copa América del 2019. Esa es la idea de la AFA con este proyecto encabezado por Lionel Scaloni, que será el entrenador del combinado nacional por lo menos hasta después de su participación en dicho campeonato.

Centrados en conocer a sus posibles rivales de la fase de grupos, Argentina espera poder tener algo de suerte en el sorteo que se disputará el próximo 24 de enero en Río de Janeiro. Como bien es sabido, la Copa de América de esta edición contará con las 10 selecciones de la CONMEBOL así como con dos invitadas, Qatar y Japón. Un total de 12 combinados que se distribuirán en tres grupos de cuatro, siendo Argentina una de las cabezas de serie. El Grupo A estará liderato por el anfitrión, Brasil, que también estará en el bombo uno del sorteo, lo que le convierte según los pronósticos de fútbol como una de las favoritas en el campeonato, con el aval de haber alcanzado la final en las dos últimas ediciones. Lo bueno es que al A no podrá ir la Albiceleste, por lo que esta tendrá que recalar en el B o en el C.

Primeros, segundos y los dos mejores terceros

Al ser un torneo en el que la fase de eliminatorias comenzará desde los octavos de final, está claro que no solo se clasificarán para la misma los dos primeros de cada grupo, sino que también lo harán los dos mejores terceros, rellenando de esta manera los ocho equipos que pasarán a esa segunda ronda.

Esto quiere decir que a Argentina no le hace falta brillar en exceso en su grupo, ya que hasta siendo tercera podría clasificarse. De ahí que, a priori, y a la espera de conocer sus rivales, Scaloni tenga en mente realizar un trabajo de preparación física que ayude a sus futbolistas a rendir más a partir de la fase final.

La incógnita de Messi

Todo ello con el objetivo de alcanzar, por tercera edición consecutiva, la final de una Copa América que terminará el 7 de junio en el estadio de Maracaná, un campo que motiva especialmente a Argentina debido a su rivalidad histórica con la Canarinha.

A expensas de conocer si verdaderamente Scaloni contará o no con algunos jugadores de la vieja escuela, como podría ser el caso de un Ángel di María que se ha ofrecido para regresar, la gran incógnita del equipo está situada en Lionel Messi. La ‘Pulga’ está en constante contacto con el seleccionador y parece que su vuelta podría estar prevista para más adelante, aunque siempre teniendo en mente la Copa América, competición en la que el 10, dorsal que por cierto nadie ha cogido, tiene una espina clavada debido a las dos finales perdidas ante Chile.

En definitiva, parece que la preparación de la Albiceleste para la Copa América pasa por conocer primero sus rivales en la fase de grupos y a partir de ahí construir un pan que termine con un nuevo título para Argentina.

Loading...

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.