Pruebas científicas realizadas en animales por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), y publicadas en la revista Science. Abren las puertas a un escenario de Ciencia Ficción, que emociona a pacientes con diabetes.

Cápsulas que se ingieren y dentro del estómago abren una aguja que inyecta insulina, es el nuevo avance que los investigadores prometen.

SEGUINOS EN INSTAGRAM

Las cápsulas construidas en los Estados Unidos, de un material biocompatible, son una “prueba inicial”, que marca el inicio de una posible forma de suministrar medicamentos, sin mortificar a aquellos que padecen “terror” a los pinchazos.

Si bien el estudio resulta prometedor y esperanzador, los científicos, todavía se encuentran con el impedimento, que presentan los ácidos estomacales. La dificultad radica en hacer cápsulas totalmente resistentes a los mismos

 Una vez, atravesado este experimento, la ilusión de los miembros del MIT, seria aplicar todo tipo de medicamento con este sistema, incluso los medicamentos de nueva generación, como los que tienen anticuerpos monoclonales. 

La cápsula, diseñada por Alex Abramson y Robert Langer, ambos miembros del MIT, recibe el nombre de SOMA y funciona en 3 etapas, ingesta de la píldora que se buscara dentro del estómago un punto de equilibrio, en ese momento abrirá su aguja y comenzará a administrar la dosis indicada de medicamento.

   

Loading...

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.