Un grupo de abogadas tucumanas, decidieron presentar una denuncia penal por homicidio calificado, a los médicos que debieron por orden judicial practicarle una cesárea a la criatura de 11 años violada por la pareja de su abuela.

Pese a que la ILE (Interrupción Legal del Embarazo), se encuentra vigente para casos de violación, la justicia interviniente en el caso, decidió utilizar medidas tendientes a «salvar las dos vidas»

SEGUINOS EN INSTAGRAM

De esta manera la menor se presentó en el Hospital a fin de someterse a una cesárea. Al momento de ingresar a quirófano los Doctores José Gigena y su esposa Cecilia Ousset, se encontraron con que el personal a cargo de la instrumentación, anestesia y enfermería, objetaron conciencia, de esta manera no había quien los ayudara durante el procedimiento.

«Se decidió hacer con una microcesárea, porque por vía vaginal era imposible por muchas razones: era una paciente abusada en múltiples oportunidades, con un embarazo ya en el segundo trimestre por las dilaciones a las que la sometió el gobierno, y con 180/120 de presión, ya una pre-eclampsia», declararon luego del procedimiento.

Horas después de realizada la práctica el bebe falleció. Varios abogados se congregaron bajo el patrocinio legal de Salvador María del Carril, para presentarse como denunciantes contra Gigena y esposa, por homicidio calificado.

Loading...

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.