El viernes pasado, la sucursal de Musimundo ubicada en la avenida Cabildo entre Sucre y Pampa, en el barrio de Belgrano, bajó sus persianas.

El viernes pasado, la sucursal de Musimundo ubicada en la avenida Cabildo entre Sucre y Pampa, en el barrio de Belgrano, bajó sus persianas.

Se trata de una de las principales sucursales de la cadena en la Ciudad de Buenos Aires, sobre la avenida Cabildo entre Sucre y Pampa, en el barrio de Belgrano, en donde se podían observar carteles que indicaban a los clientes ir a otros locales.

SEGUINOS EN INSTAGRAM

En cuanto a los trabajadores, 19 empleados fueron notificados que se quedaban sin trabajo, por lo que debían pasar por Recursos Humanos para recibir la liquidación final.

Sólo 3 del total pudieron ser reubicados en otros locales pero tampoco tienen definido su futuro, ya que la empresa no puede garantizar la continuidad de los otros locales.

Esto no es algo nuevo para Musimundo. Desde el año pasado hasta hoy, ya son 32 las sucursales que han tenido que cerrar.

La semana pasado fueron los locales de Santa Fe, Rosario y Bariloche. Y hubo otros 28 cierres durante el 2018, entre los que se destaca el emblemático local de Callao y Corrientes, y otros en puntos de la provincia de Buenos Aires como Trenque Lauquen, Chivilcoy, Bragado, Saladillo y Mercedes, y en otras provincias como en Neuquén y en las localidades de Famaillá y Banda del Río Salí en Tucumán.

Loading...

3 Comentarios

  1. Más allá de lo lógico (este gobierno destruye todo lo que toca y en especial, trabajos), es normal que este tipo de negocios cierren. Como cerró en su momento Blockbuster. La venta de música en formato físico es casi inexistente. Y más allá de eso, la basura de equipos que venden los venden a precio oro.

    El tiempo de estos locales ya terminó. La gente compra online, no en negocios físicos. O se amoldan a los tiempos actuales o terminan así.

  2. En la década de los ’90, Musimundo, de la mano de Juan Navarro (titular del grupo Exxel) salió a romper el mercado obligando a las disquerías pequeñas, adecuarse y por ende cerrar sus puertas. Hoy, le toca a ellos.Toda la ganancia que tenían para hacer, ya la hicieron. El que paga siempre los platos rotos es el trabajador.

  3. En Chaco cerraron el depósito de Musimundo en Resistencia ,quedaron más de 70 empleados sin trabajo durante el año pasado..esto no es casualidad .

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.